Sábado 19.09.2020 - 08:04

Una transformación inevitable

El rostro de la moda después del confinamiento

La moda se adaptó al momento histórico de la humanidad; las tendencias ahora se inclinan al estilo deportivo y los desfiles los protagonizan los maniquíes 

moda postpandemia
Outfits Athleisure y pasarelas con maniquíes, la nueva realidad de la modaFoto: Especial
Por:

Cuando la pandemia obligó a los negocios a cerrar, la industria de la moda se detuvo; las prendas de las colecciones de primavera-verano se quedaron guardadas en la penumbra de los almacenes; no llegaron a los aparadores de las tiendas y mucho menos a ser lucidas por las personas. Ante ello surgió una incógnita ¿era este el fin de la moda?

Se llegó a pensar que sí, pues el confinamiento hizo que los consumidores enlistaran sus prioridades para afrontar la crisis sanitaria por COVID-19, y las prendas estaban en los últimos lugares, tal es así que la consultora de valoración empresarial Brand Finance estimó que las casas de moda se enfrentarían a una caída de hasta un 20 por ciento de su valor de marca.

Sin embargo, la moda encontró un nuevo camino y se transformó al acoplarse al momento histórico que transcurre. “La moda se adapta a lo que estamos viviendo y ahora la moda es práctica, muy cómoda y muy confortable, que te haga ver relativamente presentado estando en tu casa y saliendo al supermercado”, señaló a La Razón Paola Pulido, asesora de imagen y maestra de moda.

En ese sentido, los cubrebocas con múltiples diseños para combinarlos con los distintos outfits y la ropa deportiva se volvieron un must have en la pandemia.

 “Hay un término que ahora cobra mucha fuerza, pero ya viene desde hace dos años y que la gente lo empezó llamando ‘Sporty Chic’ y después se cambió a ‘Athleisure’ y esa tendencia está muy fuerte. (Se refiere a prendas) que no son leggins o pans para que realmente hagas ejercicio y lo sudes, sino que son cómodos para salir a caminar y son modernos”, afirmó al referirse a estas prendas que son para uso general y no exclusivamente para practicar deportes.

De acuerdo con Pulido las marcas que ya fabricaban este estilo de ropa tuvieron un repunte en la pandemia, como es el caso de Lululemon que de junio a agosto aumentó sus ventas 2 por ciento, y sus ventas en línea se dispararon a un 157 por ciento, reveló el director ejecutivo Calvin McDonald.

Outfit de athleisure de la firma LululemonFoto: Especial

Muchas marcas sport se fueron para arriba y muchas otras marcas que no tenían sport lo empezaron a sacar y han vendido mucho porque es la necesidad

Paola Pulido

La diseñadora Alexia Ulibarri es una de las que se sumó a esta nueva corriente y pese a que ella crea prendas de lujo para la mujer contemporánea lanzó la colección AU, como una manera de “evolucionar y adaptarnos a una nueva realidad. La industria de la moda y del lujo ha cambiado y ha pasado a un mundo más utilitario”, señaló la modista al presentar su propuesta.

Alexia Ulibarri en un putfit de su colección AUFoto: Especial

La colección se integra de conjuntos en tonos negros y grises que acentúan el cuerpo femenino y dan un toque, incluso, hasta elegante al atuendo de stay home. Una de las prendas que más llamó la atención es un jumpsuit de un solo hombro ideal para practicar yoga, debido a que está elaborado con telas high tech, pero es lo suficientemente fashion para llevarlo en las salidas necesarias de pandemia y lucir un look moderno y cómodo.

Jumpsuit de la colección AU de Alexia UlibarriFoto: Especial

Para el diseñador Guillermo León, el único mexicano que estará presente en el I Congreso Internacional sobre Cristóbal Balenciaga, la moda también cambió gracias a que se modificó la manera en la socializamos ahora, a través de videollamadas, lo que hizo que las personas ahora presten más atención a su vestimenta, pero únicamente en la parte de arriba.

“Las reuniones vía Zoom… cambian de forma radical la manera en la que nos vestimos, de cómo entendemos el vestuario en los momentos sociales", comentó en entrevista con La Razón.

En tanto que posiblemente usemos más accesorios y prendas superiores y le demos menos importancia a cosas como los zapatos si vamos a seguir en casa o vamos a seguir viendo a nuestros amigos por una pantalla

Guillermo León
Videollamadas hacen que las persoans se enfoquen en la parte superior de su vestimentaFoto: Internet

Cubrebocas, de insumo necesario a prenda de moda

Otra manera en que las casas de moda han respondido a las necesidades de pandemia es la añadir a su producción los cubrebocas, los cuales se han convertido es un accesorio imprescindible para protegernos del virus, ya que las autoridades recomiendan su uso para evitar la propagación de la enfermedad.

Desde los diseñadores más reconocidos hasta los pequeños negocios de ropa se han dedicado a la elaboración de esta prenda. Benito Santos y Pineda Covalín son dos de las firmas más reconocidas de México que sacaron colecciones de mascarillas con diseños sencillos y otros más fashionistas con estampados sofisticados. Incluso marcas de joyería como la de Tanya Moss realizó un cambio en su negocio para agregar cubrebocas en su catálogo.

  • cubrebocasf5
    Colección de cubrebocas de Benito SantosFoto: Especial
  • cdn_shopify_com-5
    Cubrebocas de la firma Tanya MossFoto: Especial
  • cdn_shopify_com-2
    Cubrebocas de la firma Tanya MossFoto: Especial
  • Colección de cubrebocas de Benito Santos
    Colección de cubrebocas de Benito SantosFoto: Especial
  • Cubrebocas de Pineda Covalín
    Cubrebocas de Pineda CovalínFoto: Especial

“Los cubrebocas han tomado fuerza porque es parte de la necesidad del sentirte protegido y se ha vuelto el accesorio de moda”, afirmó Paola Pulido.

Bajo esa premisa, firmas independientes también han demostrado su capacidad creativa para enfrentar la crisis y diseñaron cubrebocas transparentes, algunos otros unidos a una pashmina, entre otras opciones, todo con el fin de ampliar la oferta de estas mascarillas que se volvieron parte del outfit diario de las personas.

  • cubrebocasf
    Cubrebocas transparenteFoto: Especial
  • cubrebocasf2
    Cubrebocas con diferentes estampadosFoto: Especial
  • Cubrebocas con careta
    Cubrebocas con caretaFoto: Especial
Cubrebocas con pashmina
Cubrebocas con pashminaVideo: Especial

Sin embargo, el uso de esta prenda impactó en otras industrias, por ejemplo, en la de cosméticos y belleza, ya que, al llevar la mitad del rostro cubierto, los labiales se volvieron innecesarios y las ventas de este producto se redujeron hasta un 70 por ciento, esto de acuerdo con vendedores locales de estos artículos.

Por otra parte, los productos para maquillar los ojos han tomado relevancia. De acuerdo con Olivia Iglesias, experta en temas de belleza y perfumería de Nielsen en España, las marcas de maquillaje han enfocado su publicidad a las máscaras de pestañas, al ser esta parte del rostro la única que se muestra al público.

Desfiles on line y con maniquíes, la nueva normalidad de las pasarelas

La pandemia no solo vino a cambiar las tendencias de moda, sino también la manera de presentar las nuevas propuestas. Ahora los desfiles en los que los que se congregaba a la mayor cantidad de personas para que pudieran admirar los nuevos diseños y después adquirirlos ya no son una opción, pues para combatir el COVID-19 la sana distancia es una de las armas.

Así que ante el nuevo escenario la industria de la moda tuvo que replantearse la manera de dar a conocer sus colecciones. En abril de este año, el evento más importante de moda en el país, Fashion Week México, migró a las plataformas virtuales.

“El brincar a digital fue una suerte, los diseñadores en todas las condiciones de confinamiento hicieron sus desfiles y de ser diseñadores se volvieron youtubers. Terminamos haciendo una programación de un evento digital con un pensamiento de un evento físico y fuimos acotando y terminamos haciendo tres días con bloques de contenidos”, dijo Cory Crespo, director de Mercedes-Benz Fashion Week México.

En aquella ocasión, el evento se realizó del 20 al 22 de abril y se transmitió a través de Youtube. Los diseñadores mostraron un lado más íntimo, tal fue el caso de Armando Takeda, quien cautivó a la audiencia al hablar de cómo se prepara para un show, qué películas ve y cómo se inspira.

Cory Crespo vio esta oportunidad como un logro pues aseguró que antes de la pandemia, el éxito de la semana de la moda se medía por las personas que acudían al evento y recordó la ocasión en que fueron 35 mil asistentes.

Pero con Youtube, Fashion Week pudo llegar a muchas más personas. “Este año (en Internet tuvo) 10 millones de visitas únicas, nunca tuvimos ese replay. Takeda fue un exitazo porque la gente que está navegando en Youtube no es el gremio de la moda que, aunque es muy importante no es tan grande en comparación con la nueva audiencia que tenemos”, afirmó el director del evento.

Sin embargo, la moda sigue en constante cambio y ahora la nueva estructura a la que apostará Fashion Week México —cuya próxima edición se tiene prevista del 14 al 17 de octubre—, y otras plataformas como Intermoda —se realizó del 1 al 4 de septiembre—, es la de un modelo híbrido, es decir, hacer presentaciones con poca asistencia presencial para poder controlar las medidas sanitarias y al mismo tiempo crear contenido exclusivo para las redes sociales.

Intermoda, evento que se llevó a cabo en Guadalajara, presentó el desfile de Benito Santos este 1 de septiembre, pero en lugar de que un grupo de modelos luciera las prendas del diseñador tapatío, ahora fueron maniquíes los que mostraron al mundo estas creaciones.

  • pasaela paulina luna
    Pasarela de Paulina LunaFoto: Especial
  • LC Design 2
    LC Design en IntermodaFoto: Especial
  • Liz Franco e Ignazio Spinoza 1
    Liz Franco e Ignazio Spinoza en IntermodaFoto: Especial

Esta no es la primera vez que se puede ver una presentación de este tipo, en julio pasado Dior dio a conocer su colección de Alta Costura Otoño – Invierno 2020-2021 y la firma francesa preparó un evento digital en el que mostró más de treinta prendas diseñadas en forma miniatura, vistiendo pequeños maniquíes.

En la nueva era de la moda también surge la idea de reforzar el consumo local para apoyar a los diseñadores nacionales. El diseñador Guillermo León señaló que nuestra forma de consumir “se transforma a que empecemos a mirar a lo que está sucediendo en México en materia de moda, (por ejemplo) hay propuestas sustentables. El aislamiento nos ha permitido quitarle el velo a todo eso y ver que hay todas estas manifestaciones y propuestas y que están disponibles”, dijo.

El futuro de la moda postpandemia

Los cambios que se han presentado en la industria de la moda, tras la emergencia sanitaria, han llevado que los consumidores se vuelvan más responsables a la hora de elegir sus prendas.

“Las personas se están volviendo más conscientes de qué consumen en cuanto a moda y también en otras cosas, pero sobre todo en moda, y esto va de la mano con que sea sustentable, que empiezan a pensar más en el tema ecológico y por otra parte la gente se va a empezar a fijar más en la calidad de la prenda, o sea la durabilidad", afirmó en entrevista con La Razón Alejandra Cal y Mayor, directora de lujo de Comercio Excelente, el grupo que trae a México: Ted Baker, Karl Lagerfeld y Pinko. 

Vas a invertir un poquito más, pero vas a querer que sea una prenda que te dure varios años

Alejandra Cal y Mayor

Bajo esta premisa Cal y Mayor señaló que los calendarios de moda van a cambiar y prevén reducir el número de colecciones que se presentan en el año. “Los calendarios de moda van a cambiar, ya no va haber cuatro o seis colecciones al año, tal vez solo va haber dos y las propuestas que se hagan van a durar más tiempo”, dijo.

Con esta nueva forma de consumo el fast fashion va a resultar afectado y también tendría que reinventarse para continuar vigente.

“El fast fashion se basa en copiar un poco en lo que hay en las ferias de moda, en pasarelas. Las (firmas) Fast fashion van a tener que transformar la forma en que trabajan y empezar a usar materiales más duraderos y ajustar un poco sus precios para poder seguir siendo relevantes y seguir siendo competitivos”, explicó la experta.

Fast FashionFoto: Especial

Alejandra Cal y Mayor afirma que las marcas que se verán beneficiadas con esta nueva era de la moda van a ser las del lujo aspiracional y el lujo, en éstas “la gente le va a ver un valor agregado a las prendas porque les van a durar más tiempo, tal vez las pueden hasta heredar cosas que antes solo se pensaban de joyería o de una bolsa de super lujo, van a empezar a pasar también con otro tipo de prendas o sea como a lo mejor una chamarra o un vestido muy clásico”, contó.

Durante el confinamiento las ventas en línea se dispararon, la Asociación Mexicana de Ventas Online revela que dos de cada 10 comercios o marcas han experimentado crecimientos mayores al 300 por ciento en el volumen de negocios de las ventas en línea. 

De acuerdo con Cal y Mayor este era un sector que veía rezagado en el país, pero la pandemia aceleró su aumento y esta manera de compra modificará el rol de las tiendas físicas.

Las personas ya vieron o ya probaron el comprar vía ecommerce entonces va a transformar el rol de la tienda física, a volverse una tienda insignia donde más bien van a ir a vivir el concepto 360 de lo que es una marca

Alejandra Cal y Mayor
La entrada a la tienda de Dior en ParísFoto: Especial

Explicó que ahora tanto las tiendas físicas como las digitales se van a complementar, ya que en caso de visitar el establecimiento y no encontrar la talla adecuada, se podría hacer la compra online desde la misma tienda para recibir el producto en la casa.

Ya no se van a necesitar tantas tiendas físicas, te vas a quedar con las principales o las más relevantes y no estar ya en cada uno de los centros comerciales”, dijo.

Finalmente, Cal y Mayor la pandemia se volvió un momento crucial para que la industria de la moda se cuestione qué está funcionando, qué no y con base en ello tomar decisiones para “ser más eficientes para poder enfrentar los retos, tanto este como los que se puedan venir más adelante”.