Lunes 3.08.2020 - 07:24

Redim detecta puntos rojos de plagio en zonas turísticas

Controlan cárteles trata de menores, revelan ONG

Identifican a Zetas y al CJNG detrás de ese delito; ubica Redim a puntos turísticos como focos rojos

Redim
Una red de trata fue descubierta y desmantelada en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, cuyo saldo fueron 23 menores rescatados y 3 mujeres detenidas, el pasado 21 de julio.Foto: Especial
Por:

Las redes de tráfico de niños y niñas se diversificaron desde que capturaron la pequeña célula que operaba Jean Succar Kuri y ahora son controladas por los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en su ola expansiva de extorsión, aseguró Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM).

“Las células eran muy pequeñas y las controlaban personajes como Succar Kuri y Kamel Nacif, pero al atraparlos, los cárteles se diversificaron y los comenzaron a controlar, ya que aprovechan cualquier tipo de negocio en su red expansiva”, dijo.

El pederasta (Succar Kuri) fue detenido en febrero del 2004 en Chandler, Arizona, Estados Unidos y tras un juicio, le otorgaron 112 años de prisión por abusar de al menos seis menores de 2000 a 2003.

Juan Martín Pérez dijo que las zonas turísticas del país son los lugares preferidos por los tratantes para secuestrar a los menores. “Tenemos identificados a Tijuana, Puerto Vallarta, Cancún, Puerto Escondido y la Ciudad de México.

Los Zetas no dejaron vivo a ningún tratante que no trabajara para ellos en las rutas migrtantes y se fijan principalmente en las niñas y adolescentes

Juan Martín Pérez, Director de Redim

Otras entidades que han sido históricamente conocidas por el secuestro para fines sexuales de los menores y su uso para el crimen organizado son Tlaxcala, Tabasco y Veracruz; sobre todo, rutas de migrantes. En tanto, las edades de reclutamiento son desde los 10 hasta los 17 años, principalmente, señaló Pérez.

De acuerdo con cifras del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la CDMX, el principal objetivo de la trata de menores es la explotación sexual (58 por ciento de los casos), seguido de labores forzadas (19 por ciento), explotación laboral (15 por ciento ) y la adopción ilegal y la utilización de menores para actividades delictivas (cuatro por ciento).

“México tristemente ha crecido en su rol de productor de pornografía y ahora ya de consumo. Los Zetas no dejaron vivo a ningún tratante que no trabajara para ellos en las rutas migrantes y se fijan principalmente en las niñas o adolescentes”, lamentó el director de Redim.

Sin embargo, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a junio de 2020 sólo se tiene registro de siete denuncias por tráfico de menores, así como mil 223 por corrupción de niños.

Gráfico

En 2019, fueron 29 casos y en 2018, 40; pero la cifra negra podría ser mucho más alta, ya que las organizaciones aseguran que en las entidades son decenas los menores que son secuestrados y explotados sin que exista un registro.

La activista Rosy Orozco aseguró que es preocupante que los niños estén expuestos a los traficantes a través de redes sociales, que son ahora los nuevos lugares para involucrar a los niños desde sus casas.

Advirtió que el tráfico de menores en México crece porque no hay leyes que sancionen la pornografía o la pederastia de manera más efectiva, además de que existen redes de macrocriminalidad de empresarios y políticos que impiden se investigue a fondo.