Lunes 3.08.2020 - 07:24

Hay 420 trabajadores infectados de COVID-19

En jaque, personal de salud zacatecano

Contabilizan seis defunciones: tres médicos y tres enfermeras; los contagios en la entidad suman más de 2 mil 500, la mitad de los cuales están activos

CORONAVIRUS
Médicos siguen atendiendo a pacientes con el virus.Foto: Archivo.
Por:

Luego que se difundiera la muerte de Óscar de Jesús, el tercer médico zacatecano víctima de coronavirus, autoridades locales confirmaron que sólo en una semana subió de 380 a 420 el número de trabajadores sanitarios infectados, cifra que incluye a médicos, enfermeras, radiólogos, laboratoristas y otros.

Además, se contabilizan seis defunciones: tres médicos y tres enfermeras. 

La mayoría de quienes dieron positivo a Covid-19, sufrieron contagios comunitarios, es decir, ni siquiera se atribuyen a su labor dentro de los hospitales.

Lo anterior provoca una disminución de médicos y enfermeras que se requieren para mantener la atención de la población, sobre todo ahora que se han multiplicado los contagios, que suman más de 2 mil 500, de los cuales, 52 por ciento están activos, es decir, tienen la capacidad de contagiar a otros personas. 

Las infecciones entre el personal médico han generado alarma incluso del gobernador, Alejandro Tello, quien reconoció la carencia de médicos y advirtió que de no bajar el ritmo de contagios —que superó los 70 casos promedio cada 24 horas— el sistema de salud está en riesgo de colapsar.

“Ya no es tanto la infraestructura en camas y ventiladores, sino las capacidades, el ser humano, los médicos que poco a poco se han ido agotando, enfermando y otros han sido decesos. En Zacatecas estamos prendiendo focos rojos, en el tema médico”, afirmó el pasado 28 de julio. 

En la entidad también causó revuelo la muerte de la enfermera Estela Yessenia Torres, víctima de Covid-19 en un hospital del ISSSTE y cuyo cuerpo habría sido entregado a otra familia por error, el pasado 26 de julio.

El hecho provocó indignación no sólo de los familiares, quienes fueron notificados del error horas después. En redes sociales hicieron pública una misiva a nombre de la víctima, en la que expresaron que resulta “incomprensible que se pierdan cadáveres”.