Sábado 19.09.2020 - 06:20

Resucita modelo agotado en los ochenta

Autocinemas ¿el futuro del cine en los tiempos de la pandemia?

En la CDMX y Área Metropolitana existen por lo menos ocho autocinemas; Canacine considera que es un modelo pasajero al no contar con estrenos de filmes

AUTOCINEMA arena cdmx
Decenas de personas se dieron cita en la inauguración del Autocinema “Oper Air” en la Arena Ciudad de México, el pasado 4 de julio.Cuartoscuro
Por:

Anahí Rodríguez y su familia ya estaban hartos del encierro y extrañaban ir al cine como lo hacían antes de la pandemia de COVID-19, así que vieron en los autocinemas una manera segura para retomar sus actividades recreativas en la Nueva Normalidad. Compraron sus boletos y una noche tomaron su coche para dirigirse a Autocinema Coyote para disfrutar de la película “Ready player one”.

A sus 37 años, era la primera vez que Anahí Rodríguez acudía a un autocinema y tras esta experiencia considera que hasta que no haya una vacuna contra el coronavirus ésta será la manera más segura para disfrutar de la magia del cine.

“A nosotros nos gusta mucho el cine, de hecho antes de esta pandemia íbamos dos veces al mes, a veces más dependiendo de las películas que estaban ofertadas, sí lo extrañamos, ésta fue nuestra primera vez en el autocinema, estábamos bastante fastidiados del encierro y pensamos que tal vez era una buena alternativa porque íbamos en el carro”, compartió en entrevista con La Razón.

El autocinema proyecta películas que ya fueron exhibidas y el cine tradicional  estrenos y hay cintas que no te puedes perder, creo que hay que ver cómo va a estar la dinámica en los cines tradicionales, he leído que no van a vender palomitas y un cine sin palomitas no es cine”

Anahí Rodríguez, asistente

Anahí ve ventajas en cuanto a seguridad porque no baja de su auto y las compras de alimentos y bebidas las hace desde la comodidad de su coche, pero también considera que los autocinemas permiten vivir una experiencia más íntima que en los cines tradicionales donde hay que guardar ciertas normas sociales.

“Es más íntimo porque en el cine tradicional tienes que permanecer callado, sin prender el celular, y aquí estás en tu carro, si pasa algo gracioso te puedes morir de la risa, puedes contar una anécdota, tal vez contestar una llamada y no molestas a nadie”, destacó.

Los autocinemas que fueron tan populares y tuvieron su auge entre las décadas de los 40 a 70 años, van por su segundo aire en México y otros países debido al cierre de salas por la pandemia de COVID-19. Este nostálgico modelo ha sido acogido con esperanza no sólo para las nuevas generaciones que no lo conocían, sino también para la difusión del cine que, en nuestra nación, ha perdido seis mil millones de pesos en cuatro meses.

Tan sólo en la Ciudad de México existen ocho complejos de este tipo: en Polanco y en Insurgentes Sur (Autocinema Coyote), así como en la Arena Ciudad de México (Open Air CDMX), en el Autódromo Hermanos Rodríguez (Autocinema Mixhuca), en Santa Fe, en el Parque Bicentenario (Drive to Fun), en las pirámides de Teotihuacán (Luna Autocine) y en Metepec (FUN Cinema).

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, algunos sectores de la industria alertan que sólo será un paliativo, pues el alcance que tiene este formato llega a un menor número de personas, consideró Tábata Villar Villa, directora general de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

“No es algo que sea viable que perdure, porque en el momento en que los estrenos estén de nuevo en los cines, no hay nada como verlos en un espacio como el cine. Esto surge como un tema muy coyuntural, a raíz de que estar en un coche resulta más seguro que estar en un espacio público”, señaló a La Razón Villar Villa.

Éste es el costo promedio de una función en un autocine.Gerardo Núñez/La Razón

Aunque se han abierto nuevos autocinemas –en la Arena Ciudad de México y en el Autódromo Hermanos Rodríguez- y otros que ya existían en están en proceso de expansión, como Autocinema Coyote que pronto abrirá un nuevo complejo en Puebla, su alcance todavía es mínimo, con un aforo de entre 130 a más 400 autos por función, por ello ningún distribuidor está dispuesto a estrenar un filme en este tipo de espacios.

“Los autocinemas ayudan, pero muy relativamente, en la parte de la difusión de películas que ya fueron estrenadas previamente. Los lanzamientos no se van a liberar para los autocinemas, y si se hace, sería siempre y cuando los cines estén abiertos”, explicó la directora general de Canacine.

Dado a que los estrenos de filmes no llegarán a los autocinemas, estos espacios están apostando a blockbusters como “Jurassic World”, “Mi villano favorito” y “Shazam”, pero también tienen la mira en revivir este ambiente de nostalgia con clásicos como “E.T El extraterrestre”, “Psicosis”, “Vaselina” y “Gladiador”.

El aforo de un autocinema es de entre 130 y más de 400 coches.Gerardo Núñez/La Razón

Y es que en términos de las ganancias que puedan dejar los autocinemas, por ahora no resultan la mejor opción para lanzar uno de los filmes que no han llegado a los cines por la pandemia.

“Es un tema de números, para que un distribuidor que invirtió millones de pesos o dólares en hacer una película, el marketing y más, se recupere, necesita que se vendan muchos boletos, y si tienes abiertos unos cuantos autocinemas es muy poco el mercado que se genera.

“Si estrenas en un espacio muy pequeñito, de unos cuantos autocinemas y unos cuantos boletos vendidos, desde ahí el producto deja de ser atractivo, no lo vas a poder mover después y no te van a alcanzar los números para recuperar la inversión”, aseguró Villar Villa.

Por esta razón empresas como Disney están aplazando sus estrenos para cuando los cines del mundo vuelvan a abrir sus puertas. Por ejemplo, "The Last Duel", la cinta de Ridley Scott que enfrenta a Ben Affleck y Matt Damon, se lanzaría en diciembre de este año, pero ahora será el próximo 15 de octubre de 2021.

AUTOCINEMA COYOTE, EN PLANES DE EXPANSIÓN

Desde el pasado mes de junio, con medidas de seguridad como el uso de gel antibacterial e higienizantes, Autocinema Coyote reinició sus actividades y hasta ahora ha registrado un aumento de visitas que han llevado a extender sus funciones que sólo eran de miércoles a domingo, a toda la semana.

“Afortunadamente la respuesta del público ha sido bastante buena, han agotado funciones en cuestión de horas. Nuestro aforo es de 80 a 130 autos por función”, explicó a este diario Rosario Borbolla, gerente de Programación de Autocinema Coyote.

Para Borbolla, los autocinemas en este momento tienen una gran oportunidad de crecimiento, ya que para el público resultan ser espacios más seguros porque pueden disfrutar de una cinta, sin bajarse de su auto e incluso mantener las ventanillas cerradas para evitar la propagación del COVID-19.

Éstas son las principales medidas sanitarias que se realizan en los autocines.Gerardo Núñez/La Razón

“Las medidas de seguridad que tenemos implementadas para operar sin ningún riesgo para los visitantes y para nuestro staff, consisten en que el público compre su boleto a través de nuestra página. Decidimos habilitar los sanitarios, que aunque tienen capacidad para varias personas van a ser para una a la vez, para que no haya interacción entre el público.

“En cuanto a la cafetería tomamos todas las medidas pertinentes para ser aún más estrictos con el tema de preparación de alimentos, además no vamos a permitir que el público baje de su auto; también estamos invitando a la gente para que no vaya con más personas que superen la capacidad del auto”, detalló.

Debido a la demanda, Anahí Rodríguez, quien ya asistió a una función en este autocinema, recomienda comprar los boletos tres semanas antes, pues se agotan las entradas; además de acudir con una hora de anticipación a la función, ya que el acceso es lento y la entrega de alimentos y bebidas puede demorar hasta media hora.

“Te mandan un código QR con tus boletos por mail y tienes que mostrar esto, las personas que están atendiendo tienen cubreboca, careta y guantes, en ningún momento tocamos a nadie, ni nadie nos toca. Te dicen que enciendas tu radio en una frecuencia para que puedas tener acceso al audio”, explicó.

Próximas cintas que se podrán ver en este espacio.Gerardo Núñez/La Razón

Para pedir alimentos hay personas que se acercan a preguntarte si deseas ordenar y si no lo hacen, puedes encender las intermitentes de tu auto para que puedas pedir lo que quieres consumir.

En cuanto a los costos, Rodríguez señaló que gastó sólo 100 pesos más que lo que normalmente invierte al ir a una sala tradicional, pero lo ve compensado por la privacidad que te brinda estar dentro de tu auto.

El costo del boleto por auto es de 290 pesos, en funciones dobles de 400 y en triples es de 500 pesos.

EN AUTÓDROMO REPLICAN ESQUEMA

Para reanudar la actividad cultural en la Ciudad de México e impulsar a la creación cinematográfica nacional, el Gobierno de la capital, en colaboración con la empresa Ocesa, inauguró el Autocinema Mixhuca, el pasado domingo 26 de julio, en el Autódromo Hermanos Rodríguez (Puerta 15).

Este espacio abrió sus puertas con la película “Tercera llamada” e ingresaron 263 autos. Con un aforo máximo de 415 coches, ofrecerá todos los miércoles y domingos, hasta el 19 de agosto, una programación de lo mejor del cine nacional: “Polvo”, “Ana y Bruno” y “Un día sin mexicanos”, son algunos filmes.

“Es una instrucción de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, para comenzar a reanudar la actividad cultural en la Ciudad de México, pero conservando las medidas de salud para evitar contagios. 

"Hay un filtro para revisar la temperatura, gel antibacterial, es importante tener cubrebocas, no se va a descender de los automóviles, exclusivamente para ir a los sanitarios”, explicó en entrevista Argel Gómez Concheiro, director de Grandes Festivales Comunitarios, de la Secretaría de Cultura local.

Apoyan al cine nacional con esta programación.Gerardo Núñez/La Razón

Para garantizar la seguridad del público, la venta de boletos –de 10 pesos por auto— se realiza en línea y se recomienda a los espectadores, llegar media hora antes de la función. Como no hay venta de alimentos, las familias o grupos de amigos tienen permitido llevar sus propias botanas y bebidas para disfrutar de las películas. Además, quienes no puedan acudir, las cintas se transmitirán en la plataforma Capital Cultural y por Capital 21.

“Lo más conveniente es que no desciendan del automóvil, el espacio entre los autos es de dos metros de distancia, pero además pueden mantener cerrados sus vidrios, el audio de la película va a ser transmitido por una frecuencia de radio FM, entonces van a poder escuchar muy bien. También contamos con sanitarios para cada fila de los automóviles, en total son 50 baños, por lo que no hay posibilidades de aglomeración”, detalló.

LA ARENA CDMX TAMBIÉN LE ENTRA Y HASTA CON AUTOTEATRO

La tarde lluviosa del 4 de julio pasado inauguró el autocine de la Arena Ciudad de México, que transformó su estacionamiento en un espacio para disfrutar de películas, pero también de obras de teatro y hasta conciertos, desde los automóviles. Las puertas se abrieron a las 19:30 horas y la cinta que se proyectó en una pantalla de 6x12 metros fue “Minions”.

La iniciativa, que hasta ahora brinda trabajo a mil familias, indirecta y directamente, actualmente ofrece tres funciones los sábados y domingos, de filmes para todas las edades por un costo de 334 pesos por coche y cuenta con un aforo de 180 vehículos.

“Tenemos una capacidad de 180 carros por función, ha habido 140 o 150 carros, de repente tienes funciones de 90. Es una inversión que está pensada en la reactivación de las familias, su fuente de trabajo que estaba perdida; el segundo paso es recuperar el dinero que se ha puesto, creemos que a partir del tercer o cuarto mes estaremos haciéndolo”, aseguró a este diario, Nicolás Spitznagel, director de Glam Out y de Open Air Arena CDMX.

Las medidas de seguridad en este espacio son tan rigurosas que al ingresar cada uno de los autos es higienizado y a los asistentes les miden la temperatura. Es necesario comprar tus boletos por Internet, en la página Superboletos.

Para ordenar alimentos o bebidas con tu celular accedes a un QR que está en la pantalla donde se proyecta la película, se despliega un menú y puedes ordenar; o si prefieres sólo enciendes las intermitentes de tu auto para comprar; los vendedores portan cubreboca, careta y guantes. Todos los productos están empaquetados.