Sábado 19.09.2020 - 07:18

Sólo hay dos con planes claros

¿Tienen los días contados las ferias de arte en México?

En 2020 se celebraron 7 ferias, sólo Zona Maco y Bada MX han confirmado una edición física en 2021; para galeristas y artistas representan 30% de sus ingresos

Material6_General_03
Edición pasada de MaterialCortesía Material
Por:

La crisis sanitaria del COVID-19 ha golpeado duramente al sector artístico del país: los museos apenas comenzaron su reapertura con una afluencia casi nula, las galerías no tienen una fecha concreta para reanudar actividades, los creadores han visto apabullada su economía y las ferias de arte —cuya edición 2020 se realizó apenas un mes antes de que iniciara la cuarentena— están en el limbo, pues no saben si para 2021 la situación sanitaria les permita desarrollarse.

Este 2020, en la CDMX se celebraron siete ferias de arte: Zona Maco —considerada la más importante de Latinoamérica—, Bada Mx, Material Art Fair, Salón ACME, QiPO, Maroma MX y Feria de la Acción. De todas éstas, las únicas que han anunciado su siguiente edición han sido las dos primeras.

Fue tan sólo un día después de que Art Basel Miami, considerada la más importante del mundo, anunció que cancelaría su edición de este año (prevista a inicios de diciembre) por la pandemia de COVID-19, que Zona Maco informó que sí iba a realizar la suya en 2021. Sin embargo, tendrá cambios importantes: ahora será del 28 de abril al 2 de mayo, dos meses y medio después de la fecha original, y dará mayor peso a la producción local.

“Será una ocasión propicia para la reactivación, la confluencia y la exploración de lo que está por venir. Para su realización se tomarán las medidas necesarias que permitan mantener viva la esencia del encuentro”, señalaron sus organizadores en un comunicado, en el que además señalaron que la sede será la misma que todos los años: el centro CitiBanamex, recinto que actualmente es un Hospital COVID.

En entrevista con La Razón, Juan Canela, director artístico del encuentro, detalló que se reducirá en 35 por ciento el tamaño de la feria (este 2020 recibieron más de 200 galerías) y que espera tener una fuerte presencia de galeristas y artistas de América Latina.

Aseguró que, para apoyar a las galerías, espera que el costo de la renta de espacios permanezca igual que en 2020. 

"Hemos intentado; por un lado, dejar los precios prácticamente como el año pasado; hay stands más pequeños y en algunas partes estamos viendo que no haya un límite de metros e incluso que algunas galerías puedan compartir.  Estamos por una situación difícil.", dijo Juan Canela. 

Sin embargo, en un correo que envió a este diario matizó: "en relación a los precios de los stands, ZsONAMACO está tratando de mantener los precios lo más bajos posible en relación a los de 2020". 

Edición 2020 de la feria de arte Zona Maco.Cortesía: Zona Maco

BADA MX APUESTA POR EL MES DE FEBRERO

Por su parte, Bada MX está prevista para realizarse en febrero próximo, así lo confirmó a La Razón su directora ejecutiva, Daphne Ibargüengoitia, quien además aseguró que ella y su equipo están muy optimistas de que para entonces la situación en México estará mejor.

“Estamos muy optimistas de que la segunda edición se va a realizar en febrero, ya tenemos artistas confirmados, y la verdad es que es muy importante para México y los creadores reactivar esta economía de este gran letargo que a todos nos cayó parejo. Creemos esencial apostar para que la feria se haga y sin miedo, y consideramos que febrero ya es un buen momento”, señaló.

Bada MX es una feria cuya primera edición se realizó este año y en la que no participan galerías, sino que son los mismos artistas (seleccionados vía convocatoria) quienes llevan su obra e interactúan directamente con los asistentes, los cuales ascendieron a 10 mil. Respecto a las medidas sanitarias que adoptarán, Ibargüengoitia dijo que serán las mismas que las autoridades indiquen para eventos masivos, entre las cuales prevé estarán no generar aglomeraciones de público, extender los horarios y que las visitas sean por grupos espaciados “y quizá con cita”.

Este año expusieron a 100 creadores, cifra aumentará a 130 en 2021, “porque la primera edición fue todo un éxito y tenemos ahorita mucha gente que quiere entrar. En un principio habíamos pensado que se duplicara, pero eso ya no va a ser posible. Lanzamos la convocatoria a mediados de mayo y ha sido todo un éxito, y ya tenemos apartado el Campo Marte para entonces.

“Ésta no es la primera pandemia que azota al mundo; quizá sea la primera que vive nuestra generación, pero va a haber más y tendremos que afrontarlas y aprender a vivir con ellas, no encerrándonos en nuestras casas, especialmente porque vivimos en una sociedad en la que la gente no puede darse ese lujo. Además, si los cines y los museos se adaptaron, las ferias de arte también”, sentenció.

Visitantes de la primera edición de Bada MXCortesía Bada MX

¿VALE LA PENA ARRIESGARSE?

El galerista Óscar Román ha participado en casi todas las ediciones de Zona Maco, desde que el evento fue creado en 2002 por Zélika García. Dada las condiciones actuales, pensaba que la feria no se iba a realizar, pero eso cambió la noche del pasado 2 de septiembre, cuando el mail con el anuncio que de sí se realizaba lo tomó por sorpresa.

“Actualmente el Centro CitiBanamex es un hospital COVID y no sabemos si para esas fechas va a seguir funcionando como tal. Este anuncio es aventurado, porque la situación no está mejorando para nada y la información que dan las autoridades acerca de la pandemia dejan mucho que desear… vamos, ya van más de 66 mil muertos”, dijo a La Razón.

Óscar Román compartió que sus ventas en Maco representan aproximadamente el 20 por ciento de sus ingresos anuales, y señaló que sus ingresos en la feria cayeron este año en 40 por ciento “porque ya entonces se veía que las cosas estaban mal, tanto por la cercanía de la pandemia, como por la crisis económica que ya empezaba en México”.

El galerista explicó que la participación de su espacio en la próxima edición de la feria es una decisión que tiene que valorar muy detenidamente, “con lupa”, porque la pandemia golpeó sus finanzas: “las ganas de ir no faltan, todos queremos seguir trabajando y ayudar a reactivar el sector, pero este año no ha sido duro, sino brutal y ahorita los recursos no están siendo los mismos que antes”, lamentó.

“Dependiendo de cuál sea el precio y la negociación quizá podríamos evaluar la participación. El costo del booth depende del tamaño, pero sí puede ir arriba de los 200 mil pesos; además, pagar y que no haya una gran afluencia de clientes también significaría pérdidas económicas. Si los términos y condiciones son los mismos que los de las ediciones pasadas, definitivamente acudir será imposible, tendríamos que esperarnos a 2022”, explicó.

Gustavo Arróniz, dueño de ARRÓNIZ Arte Contemporáneo, coincide con Román: “me convendría participar si los términos de la feria se ajustan a la crisis, pero si la ignoran y pretenden que sus clientes, que somos nosotros, no fuimos golpeados, pues por supuesto que no.

“Si no hay facilidades por parte de ellos lo mejor sería no asistir y buscar otras estrategias por nosotros mismos; hoy está demostrado que los galeristas sí podemos hacer cosas juntas como gremio y que así somos más fuertes”, añadió.

Arróniz suele participar en Zona Maco y Salón ACME, eventos que le significaban entre 30 y 50 por ciento de sus ventas anuales. Sin embargo, explicó que 90 por ciento de las transacciones las realiza con coleccionistas extranjeros, lo cual, dadas las restricciones de viajes internacionales suscitadas por la pandemia y la no disposición de las personas en ir a otras naciones por la crisis sanitaria, está en peligro.

“Yo dependía de las ventas internacionales en 90 por ciento. Aunque las ferias se hagan, no vemos (porque he hablado con mis colegas) que vaya a haber una gran afluencia de extranjeros, lo cual para nosotros es de suma importancia. Creo que se tendría que levantar el asunto localmente, pero hay una crisis económica en la que el consumo del arte no es prioridad”, reconoció. 

Patricia Conde, quien participa en Maco y ACME, concordó en que la mayoría de sus ingresos los genera con clientes internacionales, “50 por ciento del arte que se vende en el mundo se consume en Estados Unidos, el cual, junto con París, es mi mayor mercado. A lo mucho, 25 por ciento de mis ingresos anuales salen de las ferias mexicanas, lo cual no es suficiente para mantener una galería”, apuntó.

Sin embargo, ella sí está analizando la posibilidad de asistir a Maco “porque de ACME aún no tengo noticias”, pues la acribillaron sus finanzas y canceló sus planes del año, por lo que considera que es mejor jugársela a estar con los brazos cruzados.

“Es muy triste no hacer planes para tu negocio ni tu vida: tenía planeado ir a ferias en Nueva York y París, muchísimos eventos y exposiciones para los próximos dos años, pero todo eso se quebró. Por ello me parece maravilloso que en Maco estén dando un paso adelante e inicien en la planeación de una feria en la era de la pandemia”, aseguró.

Agregó que, tras el anuncio, ha pensado en el precio del booth y en la clase de piezas que tendría que llevar para recuperar su inversión. Además, considera que con su participación ayudará a la reactivación del mercado del arte. “Sí dependerá muchísimo de si tengo el dinero, pues estamos hablando de miles de dólares, pero el deseo sí existe. Tenemos que apostar, arriesgarnos y seguir con nuestras vidas”, dijo.

Celebró que Maco esté pensando en una edición física, pues considera que la experiencia estética presencial no puede ser reemplazada por una virtual, “no importa lo bien que esté lograda. Incluso para poder decir que una obra no te gusta tienes que poderla ver en persona”. 

     La Razón

¿LOS ARTISTAS VIVEN DE LAS FERIAS?

El célebre artista holandés radicado en México, Jan Hendrix, consideró en entrevista con La Razón como muy “aventurero” que Zona Maco haya anunciado su edición 2021, en medio de la crisis sanitaria de COVID-19; ”seguro tienen más información que yo de una posible vacuna, porque si ésta no existe no va a haber ferias”, dijo en entre risas.

“Me parece muy aventurado estar moviendo fechas en este instante, pues la situación en México, a nivel de contagios y picos de la curva, no está nada bien. Algunos pueden ya cantar victoria y decir que todo se ha superado, pero yo no creo que sea así”, añadió.

Hendrix suele participar en Zona Maco con la Galería de Arte Mexicano y la española Caja Negra. Compartió que las ventas de su obra en estos encuentros representan un porcentaje muy mínimo, pues la mayoría de sus transacciones las hace directo en galería o con los coleccionistas.

“Que se cancelen las ferias me afecta en el ámbito del contacto social y un poco en venta, pero es algo que se reemplazar por otro concepto. Eso sí, si eso pasa voy a tener unos días más tranquilos”, explicó y comentó que las galerías deberían de enfocarse más en vender directamente en sus espacios, pues señaló éstas han descuidado de sí mismas.

“Las galerías poco a poco se estaban acostumbrando a escoger una lista de ferias a nivel mundial para hacer sus negocios, en vez de enfocarse en vender en sus propias exposiciones y espacios, lo cual hace que baje el nivel de su espacio y además de que este año resultó ser un severo golpe por las cancelaciones”, dijo.

   La Razón

Asimismo, consideró que este tipo de eventos se han convertido en una moda, pues su número ha incrementado exponencialmente en años recientes: “antes había siete importantes en el mundo y ahora ya hay cientos. Por eso muchos galeristas prefieren enfocarse en vender en ellas, lo cual quita su atención a toda la actividad que puedan tener en su espacio”, añadió.

Por ello aseguró que la crisis sanitaria global del COVID es un momento idóneo para que estos eventos se replanteen. “No estoy en contra de ellas, porque los galeristas llevan lo mejor que tienen y luego hay cosas interesantes, pero existe un exceso de ellas existe y eso provoca mucha contaminación, por los viajes de personas y transporte”.

[MISSING]binding.image.descriptionAlan Fis, Cortesía HENDRIX+STUDIO

TRAMPOLÍN PARA JÓVENES PROMESAS

Este 2020 fue la primera vez que el artista emergente Néstor Jiménez tuvo obra expuesta en Zona Maco (fue llevado por la galería Proyectos Monclova) y anteriormente había participado en dos ediciones de Salón ACME. Asegura que estar en ellas le ha ayudado tanto en la exposición de su obra como en su economía.

No obstante, señaló que únicamente 30 por ciento de sus ingresos provienen de ferias, “pues me funciona más la venta directa en galería: en 2019 participé en una colectiva con Proyectos Monclova y ahí se movieron un par de piezas, lo cual me permitió andar chido unos meses”, detalló.

Por ello aseguró que la posible cancelación de las ferias de 2021 no es algo que le preocupe. “Sí son algo que te permite acceder a cierto coleccionismo extranjero y captación de público nuevo, pero eso no es algo que no puedas hacer en la galería. Quizá no vayas a conocer a la persona que ibas a conocer este año, o no vendas dos cuadros, pero eso no es fatal”, dijo.

Además, explicó que su participación en las ediciones de 2021 no es algo que depende de él, sino de que la galería se anime a llevarlo.

Todo lo anterior es compartido por el creador Iván Krassoievitch, quien por esa situación prefiere no trabajar exclusivamente con una galería, sino colaborar con distintas iniciativas. “Creo que existen otros caminos para salir adelante económicamente, más allá de las ferias; somos demasiados artistas y es muy difícil vivir de esto, por lo que sí éstas se hacen o no realmente no me afecta tanto, especialmente porque mis ventas en ellas han sido bajas”, apuntó.

¿Y LAS OTRAS FERIAS?

Hasta ahora, cinco de las siete ferias que se realizan en la CDMX se encuentran en la incertidumbre respecto a si van a poder celebrarse en 2021. Isa Castilla, codirectora de Material, dijo a La Razón que ellos están trabajando teniendo en mente una hipotética edición presencial.

Para ella están analizando la reducción de expositores, especialmente los internacionales (este año tuvieron 78 galerías de 22 países), reducir el aforo a través de visitas por horarios, la posibilidad de ampliar la duración del encuentro un día e incluso la posibilidad de saltar del Frontón México a la virtualidad.

“Estamos trabajando hipotéticamente para que sí haya una feria presencial, vamos a tomar todos los protocolos y guías marcadas por las autoridades de la CDMX y ver lo que hagan otras ferias internacionales que se realicen de aquí a febrero para checar qué es lo que funciona. No hemos pensado al 100 por ciento en hacer la feria virtual, es algo que tenemos que platicar con las galerías, para ver si la participación de ellos en otras ferias en ese formato ha funcionado y también ver si les interesaría”, explicó.

Laura Reséndiz, directora de QiPO, aseguró que le gustaría pensar que su feria sí podría tener una próxima edición física, “pero si en enero o febrero hay un rebrote, pues sería una catástrofe; ese es el principal reto para que un proyecto que pueda vivir físicamente”.

Tampoco descarta mudar el evento al ciberespacio; sin embargo, apuntó que en ese caso sería necesario buscar una manera en que se pueda generar una experiencia estética lo más fiel a la presencial.

“Es una incertidumbre, no sabemos qué patrocinadores podrían apoyar, pues muchos de esos presupuestos están en veremos o cancelados. Creemos que la mejor opción será migrar a los medios digitales, pero aún es muy prematuro afirmar cuál será la solución o si continuaremos en formato de feria, lo cual, sinceramente, no creo”, lamentó.

Por su parte, Samantha Calderón, fundadora de Maroma MX, señaló que aún no tiene una fecha para la segunda edición de su evento y que ella y su equipo comenzarían a planificarlo en noviembre, “pero ya estamos pensando en cómo podríamos hacer algo si las cosas siguen cómo están ahora, con probabilidad de rebrote del virus”.

También dijo que planean que su encuentro tenga una versión virtual a la par de la física, “justo estamos desarrollando una aplicación que nos va a permitir hacer los eventos digitales; creemos que el futuro del arte va a ser el arte y tecnología”.

   La Razón

SE ECHAN LA BOLITA

Este 2020, la Secretaría de Turismo de la CDMX lanzó la iniciativa “Mexico City Contemporary Art Week”, la cual se desarrolló del 6 al 9 de febrero pasado y buscó promocionar turísticamente a la metrópoli como la “Capital Artística de América Latina 2020”. Aglomeró cuatro de las ferias que se celebran en la urbe: Material Art Fair, Salón ACME, Maroma y Bada MX.

“Para nosotros fue muy importante que la Secretaría de Turismo local nos haya sumado a esta iniciativa y pues el año que entra se tiene que hacer, porque hay que reactivar la economía del sector”, comentó al respecto Daphne Ibargüengoitia.

Samantha Calderón señaló que el único apoyo que Turismo les ofreció fue incluirlos en la iniciativa, la cual consideró positivo. “Se debería de hacer cada año, y aunque aún no hemos recibido noticias de ellos, la Secretaría nos mantiene informados sobre toda la situación”, dijo.

Al solicitar una entrevista con Carlos Mackinlay, titular de la oficina de Turismo local, en la que se tratarían los planes para la segunda edición la “Mexico City Contemporary Art Week” y la manera en que se apoyaría las ferias en 2021, un vocero de la dependencia aseguró a este diario que aquello era labor de Cultura CDMX.

“Ese tema lo trae la Secretaría de Cultura junto con la Secretaría de Gobierno y una parte de la iniciativa privada. Nosotros somos acompañantes, más no organizadores y no tenemos la información al respecto. Sugiero que te pongas en contacto con ellos”, respondió.

Al contactar a los representantes de la oficina de prensa de la Secretaría de Cultura local, se reiteró que ese tema era asunto de la oficina de Turismo y que, hasta el momento, la dependencia bajo el cargo de María Guadalupe Lozada no tenía en la mira participar en una iniciativa similar.

"Pregunté a los coordinadores de interinstitucionales y dicen que hasta el momento no tienen en la mira que vaya a participar la Secretaría el próximo año", se señaló. 

   La Razón

Con información de Adriana Góchez